Depende. El acero es excelente para impactos repetitivos pero es el más pesado y por lo tanto, le quita maniobrabilidad al vehículo.

Las fibras aramidas (Kevlar ó Twaron), son las más utilizadas hoy en día. Son cinco veces más resistentes que el acero en relación a su peso.