A todo vehículo se le puede diseñar o adaptar algún tipo de blindaje parcial o total. Algunos vehículos se les puede instalar un blindaje de máximo nivel de protección y a otros solamente se les podrá instalar un blindaje parcial que proteja sólo la parte más importante del vehículo. Por ejemplo: una puerta. Gracias al avance de la tecnología, se ha logrado fabricar blindajes para vehículos pequeños a los cuales antes era casi imposible instalarles un sistema de blindaje.