Permiso de Blindaje

ASÍ SE REALIZA EL TRÁMITE PARA ANDAR EN CARRO BLINDADO.

La diligencia solo la deben hacer los vehículos con protección del grado tres en adelante y tiene un costo de 67.500 pesos. Los del grado uno y dos portan el carné que les entrega directamente la blindadora.

Con la intención de ofrecer un mayor nivel de seguridad a sus familias, muchas personas buscan la forma de blindar sus vehículos o de protegerlos de situaciones extremas como robos, secuestros, atentados y tiroteos, a través de materiales especializados que ayudan a minimizar la entrada de cualquier impacto hacia el interior del automotor, los cuales se instalan en los vidrios o en todo el armazón.

Existen los niveles uno y dos, que son los que se especializan en antiatracos o en combatir impactos de armas cortas o hasta calibre de 9 milímetros, respectivamente.

Sin embargo, hay quienes aspiran a un blindaje más alto porque sus seres queridos o ellos mismos requieren de otro tipo de cuidados, y para eso están el grado tres en adelante, los cuales –antes de ser instalados en el automotor– requieren del aval de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada que, desde el año 2003, agilizó su capacidad de respuesta y ahora –en vez de tres meses– demora solamente 15 días para otorgar el permiso.

Culminado ese proceso, los interesados deben dirigirse a alguna de las oficinas de los Servicios de Tránsito y de Transporte (Sett) para poder radicar el trámite correspondiente, cuyo costo es de 67.500 pesos. A estas personas, además del carné que les entrega la respectiva blindadora, les aparecen los datos del blindaje en la tarjeta de propiedad del vehículo.

Desarrollo de la diligencia
Para que la diligencia no tenga ningún tipo de inconveniente se aconseja cancelar el valor del trámite en algunas de las ventanillas de Sett y tener listos los siguientes documentos:

• Cuando la vuelta no la haga directamente el propietario, concesionario o el importador, se necesita de su autorización, con firma y huella.

• También se requiere el Formulario Único Nacional (FUN) –completamente diligenciado– con improntas (que deben ser adheridas al formulario), firmas y huellas.

• De igual forma, se debe incluir la fotocopia del pago de impuesto del vehículo del año en curso (autoavalúo), con sello de pago visible o copia de declaración y pago electrónico del impuesto sobre automotores.

Tomado de El Tiempo Sección Vehículos

Post a comment